Gregón Ukán (“Silbato” Gregón)

¡La Protectora viene en camino! ¿Sonará el silbato de la esperanza?

 

Para entender la importancia de Gregón (híbrido-lechuza) en el Gardeling de la actualidad, hay que empezar explicando la jerarquía en la tripulación del Capitán Tintu, que es la siguiente:

Orden 0 – Capitán – Tylluan Aderyn

Orden 1 – Primer Silbato – Encargado de dar aviso sobre acontecimientos importantes, debe mantenerse siempre alerta.

Orden 2 – Segundo Silbato – Encargado de mantener el barco en condiciones y dar aviso si llegara a observar algo que no haya sido percatado por el Primer Silbato.

Orden 3, 4 y 5 – Las Tres Alas – El Capitán denomina así este cargo porque ellos son los encargados de las velas, debiendo estar constantemente pendientes de las indicaciones del Segundo Silbato y del Capitán.

Gregón fue la única tripulante en permanecer más de una rotación con el Capitán Tintu. De hecho resistió tres rotaciones, luego de haber comenzado como Segundo Silbato y gracias a sus habilidades de orientación por medio de las estrellas, a su capacidad de vuelo y su excelente visión, el Capitán le pidió que permaneciera un tiempo más con él y le otorgó el puesto de Primer Silbato. Recuerda el Capitán que el paso de Gregón como Primer Silbato fue para él un tiempo de insomnio, ya que jamás había visto a alguien capaz de hacer sonar el silbato tantas veces en un día, a cualquier hora, y siempre con descubrimientos y observaciones de relevancia.

Con la segunda rotación Tylluan decidió crear un puesto exclusivamente para ella y a pesar de su juventud la nombró Co-Capitana en orden ½ (creyendo que 0.5 sonaría extraño). Así el capitán delegó en ella las labores más pesadas de altamar, que con el espíritu inquebrantable Gregón supo llevar adelante y eso le valió permanecer una tercera rotación.

Para ese entonces el Capitán y su tripulación se encontraban desbordados con cientos de pedidos por parte de las bibliotecas. Tan sobrepasado de trabajo se vio Tylluan que recomendó a las bibliotecas a Gregón para que fuera ella quien llevara a cabo sus exploraciones mientras él podía centrarse en sus propios viajes y los requerimientos de la Biblioteca General. En señal de agradecimiento por su gran ayuda en las pasadas exploraciones el Capitán Tintu le obsequió a Gregón el silbato original que usara él en sus primeras aventuras.

Llena de orgullo Gregón aceptó abandonar al Capitán y gracias a sus recomendaciones obtuvo una buena tripulación así como también un buen barco. Tal vez por la fuerza interior y sus ansias de superación fue que pronto ella debió requerir a las bibliotecas más suministros para sus viajes. Consiguió entonces dos barcos más, uno pequeño y uno de gran tamaño al que llamó en honor a su mentor, “el Capitán”. Dispuso a su favor de tres tripulaciones completas.

Lo que resulta interesante es que Gregón para ese entonces ya era conocida como “La Silbato Gregón” entre su tripulación. Su carácter amable y apacible muchas veces chocaba con su firmeza y su pasión por las exploraciones. En ellas encontró Gregón muchos poblados con dificultades y de pronto se vio a sí misma delegando misiones para asistir con lo medios que tenía a su alcance a aquellos que menos tenían. Pronto bibliotecas de más renombre se interesaron en ella y le pidieron que protegiera a sus vecinos. A cambio cada biblioteca le obsequió lo necesario: provisiones, barcos, tripulación.

Gregón pasó entonces de exploradora a “protectora” (como suelen llamarla dentro de las bibliotecas) ya que creó la primera flota aero-naval de asistencia en emergencias de Gardeling, así como también la división de exploraciones (que ella considera de las más importantes).

Su silbato se ha convertido en un símbolo de esperanza para aquellos que sólo esperan el desastre, ya que oírlo a la distancia significa que la ayuda viene en camino. Gregón se ha convertido en la capitana de la imponente suma de cincuenta (50) embarcaciones y presta la debida atención a cada una de ellas. Muchas ayudan en el comercio entre las islas, otras protegen a los navegantes, asisten en las tormentas y obviamente, exploran.

La “protectora” es sin duda el personaje de mayor renombre en la actualidad. Ha recibido de manera honorífica las tres insignias de Gardeling (aunque sólo puede obtenerse una) y se ha ganado un lugar en el corazón de nuestro pueblo que sabe que en los momentos más difíciles no está solo.

Cada tanto cuando las corrientes juegan a favor, el Capitán Tintu y “el Capitán” se encuentran y es allí cuando suena el Primer Silbato y en el cruce de miradas algunos dicen que ven en Gregón una sonrisa inconmensurable. En Tylluan unas cuantas lágrimas.

PersonajesGardeling World