Ojos de Huevo

El temible asesino y su delicioso legado

 El famoso postre "ojos de huevo"

El famoso postre "ojos de huevo"

 

Hay pocos hechos que trascienden el saber popular por su naturaleza perversa. La historia del primer desterrado, “Ojos de huevo”, es uno de ellos.

Hace cientos de años cuando el sistema de Bibliotecas recién comenzaba a organizarse, no existían penas ni castigos establecidos para aquellos que cometieran delitos de modo que cada biblioteca actuaba según su parecer.

Esto llevó a que, cuando una ola de asesinatos próximos a la entonces Biblioteca del Pueblo (hoy Biblioteca General) desatara el caos por toda la región, la gente saliera y se manifestara por la aparición del maleante y el establecimiento de reglas claras de convivencia.

Luego de una búsqueda exhaustiva se pudo dar con el delincuente, al que los niños ya apodaban “Ojos de huevo” por sus enormes ojos que parecían atraer a las víctimas.

Su nombre real era Lous Loris, famoso consejero de la Biblioteca de Valtani. Actuó de la misma manera con sus tres víctimas, todas ellas hombres adultos. Como Loris era demasiado lento y pequeño nadie sospechó de él hasta que encontraron en su poder los ojos que había arrancado de los difuntos.

Al declararse culpable, el entonces regente de la Biblioteca presionado por la sociedad dispuso el destierro de “Ojos de huevo”, aplicando por primera vez dicho castigo.

El asesino fue expulsado y no se supo mucho más de él, pero su paso a la historia no se da tanto por sus crímenes (terribles si los hay) sino porque su caso dio inicio a la “época oscura”.
 

Ojos de Huevo en la actualidad

Es común aún hoy en día oír a los niños jugando cantar la canción de “Ojos de Huevo” y que sus padres se estremezcan al oírla y los regañen. Para los adultos cantarla significa atraer la mala suerte y la desgracia.

También en las festividades y cumpleaños los niños suelen comer “Ojos de Huevo” (en honor a los atributos del asesino), un postre dulce relleno de jalea que en su momento no causó buena impresión, pero su rico sabor y la popularidad entre los más chicos lo terminó de establecer como unos de los preferidos. Los niños se divierten al comerlo diciendo que “han sido atrapados por el despiadado Ojos de Huevo”.

PersonajesGardeling World