Mazling

¡Estamos perdidos! El encanto natural en su máximo esplendor

tumblr_ogjyb7du2M1vvj1olo1_r1_1280.jpg

Es la reserva natural más grande y visitada de Rootling. Se ubica entre las aguas de la Bahía de las Llaves y Costas Dulces, permitiendo el paso desde la cordillera de Munturia hacia Orangis y Lemoling.

El laberinto de Mazling cuenta con varios niveles, pasadizos, arroyos y jardines internos, haciendo que sea extremadamente fácil perderse. Es posible adquirir mapas de las diferentes salidas conocidas, pero como su estructura cambia de tanto en tanto y los mapas describen antiguos recorridos, no suelen ser de demasiada ayuda.

Cuenta con una única entrada regular, siendo que todo el resto está en constante transformación.

La Biblioteca de Orangis describe al laberinto como un ser vivo con la cualidad de querer que sus visitantes jamás lo abandonen, explicando los cotidianos cambios que sufre. Así mismo recomienda a los niños no entrar a menos que estén acompañados por adultos, ya que sus cambiantes patrones son motivo de distracción.

Cientos de Guardianes de Wingling y Mermaling permanecen en su interior ayudando a los transeúntes perdidos y en los días de tormenta cuando el riesgo de perderse en él aumenta, se cierra el ingreso.

A consideración de la Biblioteca de Bunnari se colocó una puerta de hierro dorada anunciando el comienzo de Mazling. La inmensidad de esta la hace fácil de reconocer a la distancia. Cuando el sol del mediodía refleja su luz en ella, puede verse desde la propia ciudad como también desde Lumeria.

 
 Una puerta de menor tamaño dentro de Mazling. No debe confundirse con la famosa puerta dorada de Bunnari.

Una puerta de menor tamaño dentro de Mazling. No debe confundirse con la famosa puerta dorada de Bunnari.

 

Las puertas doradas de Mazling son un atractivo turístico distintivo de muchas ciudades de Rootling. Podemos hallarlas a lo largo de toda la extensión del laberinto, ubicadas como punto de referencia para quienes pasean en su interior. Las de menor tamaño no alcanzan a cubrir la altura de la vegetación, y sólo la famosa puerta dorada de Bunnari logra sobrepasar la reserva natural.

En los registros de la Biblioteca General figuran más de trescientos nombres de personas desaparecidas dentro de Mazling, incluso con la presencia de los Guardianes. Rara vez vuelven a encontrarse.

LugaresGardeling World