Festival de la Llama

Descubre la historia detrás del primer gran explorador gardelino

tumblr_ogaixlxnkN1vvj1olo1_r1_1280.jpg

Siguiendo con la larga tradición de nuestro pueblo de celebrar el conocimiento, el presente archivo conmemora el tal vez más antiguo festival del que se tenga registro. Todos los años con la convergencia de las tres lunas llenas de Gardeling se lleva a cabo a orillas del río Ismo y rodeando la Biblioteca General, la celebración de mayor convocatoria del mundo.

Cientos de años antes de que siquiera se estableciera la Biblioteca del Pueblo, un experimentado explorador llevaba décadas recorriendo la vasta extensión de bosque gardelino. Gealas Solas’Na era alto, robusto, un apasionado de las caminatas y la noches estrelladas, famoso por ser el primer explorador de Gardeling que documentara los cambios que sufren los bosques al anochecer.

Sus viajes se centraban desde las orillas del río Ismo (actual ubicación de la Biblioteca General) hasta las profundidades del bosque Eregebe que en ese entonces era la mitad de extenso de lo que es hoy. Con el físico a su favor, la voluntad de emprender largas caminatas y su infalible antorcha de hierro, logró conectar pueblos que antes no sabían ni de la existencia de sus vecinos generando trueques e intercambios beneficiosos para todas las comunidades. Trazando marcas en forma de estrella sobre los troncos de los árboles, indicaba el camino a seguir para aquellos que quisieran llegar a destino sin perderse y perecer dentro del bosque. Se han llegado a contar más de ciento treinta y siete (137) caminos trazados por Gealas lo que representa ciento treinta y siete estrellas de diferente forma.

El misterio y origen del festival se da en el último camino, puesto que al finalizar el recorrido no se llega a ninguna parte. El que se supone que fue el último árbol marcado por Gealas Solas’Na tiene la particularidad de poseer hojas rojizas como llamas durante todo el año (de ahí su apodo “La Llama”). Aquí nace la leyenda del sabio del bosque Gealas, que cansado de caminar durante años se recuesta observando las estrellas en una noche inmejorable, noche de tres lunas llenas. Sintiéndose agraciado por la bendición de tal espectáculo cierra los ojos para descansar el sueño eterno.

A partir de allí todos los años en las pocas horas que coinciden las tres lunas llenas de Gardeling, se organiza “la búsqueda del conocimiento”. Miles de personas se juntan a celebrar alrededor de “La Llama” de Gealas esperando el momento en que las lunas anuncien la largada. Una vez que se ha dado inicio cada cual elige (solo o en grupo) cual de los ciento treinta y siete caminos seguir y, según cuenta la leyenda, quién al final del camino encuentre a Gealas Solas’Na será acreedor del Conocimiento del Bosque, el máximo nivel de sabiduría.

Como las lunas llenas permanecen juntas sólo unas pocas horas, el encuentro finaliza rápidamente y el punto de partida se convierte en el punto de reencuentro.

Es normal que en esos momentos alguien diga que lo ha visto y que posee el sagrado atributo, pero lo cierto es que si bien la leyenda continua como tal y nadie puede asegurar que el árbol de hojas rojizas sea el mismísimo Gealas, todos concuerdan que aunque sea por esas pocas horas al año, el bosque se siente iluminado.

FolcloreGardeling World