Publicaciones en Historias
Dulce curiosidad
gardelingworld_24254042_302038856956017_5823787284700332032_n.jpg

Podría decirse que uno, por curiosidad, sería capaz de realizar cualquier cosa. Pero perder la cabeza en una máquina de dulces no es algo que se vea todos los días. Al igual que la híbrido-gato, que la próxima vez lo pensará dos veces, ¿qué estarían dispuestos a hacer si pudieran probar el caramelo más delicioso del mundo?

Dentree
gardelingworld_23101054_532956453746795_7956721232768925696_n.jpg

-¿Qué has encontrado esta vez, una muela? -preguntó la híbrido-frutilla, mientras contemplaba el hallazgo.
-Sí -respondió la ciruela-árbol sin prestarle demasiada atención. 
El diente recién caído de un Dentree (árbol de los dientes) anticipaba la temporada de desprendimiento, momento en el que los Dentree cambiaban sus piezas por unas más resistentes.

Gotitas de miel
gardelingworld_22427636_476648839385240_4631189263055060992_n.jpg

-Buenos días, naranjita. ¿Qué has traído en esta ocasión? -quiso saber el niño híbrido-oso, cuya cabeza recubierta de flores demostraba que pronto se aceleraría su Transformación. 
La naranja-árbol se acercó alegre y depositó en su lengua dos gotitas de miel, como solía hacer a diario con diversos alimentos. Le acarició el suave pelaje marrón y se marchó en una caminata renga pero feliz.

Té de menta
gardelingworld_21985444_121851338518204_3239418433774813184_n.jpg

-¿Quisieras beber un sorbo de té de menta, curioso ojo-raíz? -preguntó la híbrido-gato, sentada en el bosque detrás del jardín de su casa.
El ojo-raíz se desplazó con sigilo, observó el contenido humeante e introdujo una de sus extremidades en la taza. No tuvo tiempo de reaccionar ante el calor de la infusión, y se alejó con un llanto agudo mientras la híbrido-gato se disculpaba.

gardelingworld_21107888_348268425611233_6954213309683859456_n.jpg

-¿No crees que es suficiente?
-Aún no... Si no logro que la rama se sujete, ¡te quedarás sin brazo izquierdo!
Traviesos, los híbridos-panda rojo adoran jugar en la nieve aunque, por lo visto, a veces no saben cuándo detenerse.

Risas oscuras
gardelingworld_20968487_143424912918202_2211271372703793152_n.jpg

Risas oscuras resuenan por las noches, allí donde nadie quiere ingresar. ¿Serán los cuadros con misteriosas figuras? ¿Serán los híbridos-hongos que habitan en el jardín? Quizás, si prestan atención, oigan las risas a sus espaldas.

Un zorro en mi té
gardelingworld_20482597_1475185872540571_3344441374983323648_n.jpg

-Señora Doris, ¿quisiera acompañarme al jardín un momento, si es tan amable? -sugirió uno de los invitados de la reunión de la tarde.
La señora Doris apoyó la taza con delicadeza sobre el platito de porcelana blanca, sacudió la cuchara hasta que no hubieran más gotas en ella y le respondió:
-Discúlpeme, pero no he de poder cumplir su deseo. ¡Hay un zorro en mi té!

La llave
gardelingworld_17882461_1875913442696371_4154388489506390016_n.jpg

-¿Quieres saber la verdad? -le preguntaron los tentáculos, ofreciéndole la llave.
-¿Qué es la verdad? -cuestionó la híbrido-sirena, y extendió su mano.
-Eso... deberás descubrirlo tú misma.

HistoriasGardeling World