Té de menta

gardelingworld_21985444_121851338518204_3239418433774813184_n.jpg

-¿Quisieras beber un sorbo de té de menta, curioso ojo-raíz? -preguntó la híbrido-gato, sentada en el bosque detrás del jardín de su casa.
El ojo-raíz se desplazó con sigilo, observó el contenido humeante e introdujo una de sus extremidades en la taza. No tuvo tiempo de reaccionar ante el calor de la infusión, y se alejó con un llanto agudo mientras la híbrido-gato se disculpaba.